Supermercado Ecológico.

Alimentación, cosmetica, herbolario.

Enero 2017 :

Info : CONSUMO BIO

Según el último estudio realizado por Prodescon, por encargo de la Subdirección General de Calidad Diferenciada y Agricultura Ecológica del Ministerio, en el que se muestran valores referidos al año 2015, el consumo de alimentos ecológicos en España ha registrado un buen cambio ascendente. Algo más de 18,3 millones de hogares españoles compraron ese año algún producto ecológico. De ese informe, extraemos algunas conclusiones interesantes. 


En el año 2015, el consumo de productos ecológicos en España se acercó a los 1.500 millones de euros, lo cual indica un crecimiento del 24,5% respecto a 2014 (y en este año el crecimiento respecto a 2013 ya había sido del 18,2%). Estas cifras ponen de relieve un aspecto muy especial como es el hecho de que el gasto en productos ecológicos ha crecido en España mucho más intensamente que el gasto en alimentación y bebidas convencionales, crónicamente estancado en los últimos años.

GASTO PER CÁPITA
Como resultado de ese importante crecimiento del consumo de productos ecológicos en el mercado interior, se ha asistido a un incremento muy significativo del gasto per cápita realizado por los consumidores españoles en productos ecológicos, hasta alcanzar los 32,3 euros/hab/año, lo cual aproxima el mercado español al de los grandes países desarrollados, en lo que se refiere a consumo de productos ecológicos.
En el período 2011/2015, mientras el gasto per cápita de los consumidores en alimentos y bebidas convencionales se redujo ligeramente (-2,1%), el gasto per cápita en productos ecológicos creció de manera muy notable (+56,6%); es indudable que esta evolución de la demanda interior de alimentos ecológicos terminará por animar a toda la gran distribución y a muchas grandes industrias alimentarias a interesarse por tomar en consideración y atender, con cada vez mayor competitividad y promoción, este creciente segmento del mercado agroalimentario español.

MAPAMA
Además, según diferentes estudios de mercado consultados, posiblemente un 10% de los compradores de alimentos y bebidas españoles habría adquirido alguna vez al año alguna cantidad de algún producto ecológico concreto; en 2015 el MAPAMA contabilizaba 18.304.544 hogares compradores; ello querría decir que 1,83 millones de hogares españoles habría adquirido en el año algún producto ecológico; sin embargo, según dichos estudios consultados, solo cabría contabilizar entre 600.000 y 1.000.000 los compradores “mínimamente habituales” de productos ecológicos; los cuales utilizarían para sus compras no más de 10.000 puntos de venta (incluyendo aquí todo tipo de canal de distribución/ consumo).
La configuración de la cesta de la compra de productos ecológicos difiere de manera significativa de la configuración de la cesta de la compra de los alimentos y bebidas convencionales. Esta diferencia tiene un impacto decisivo en la estructura de la distribución minorista final de los productos ecológicos y ha venido representando, al menos en el pasado, un cierto freno al desarrollo del mercado interior.

EL MODELO
Este desequilibrio en la oferta ecológica propuesta al consumidor español se traduce en un modelo de oferta de productos ecológicos muy diferenciados en el que los productos de origen vegetal tienen una mayor implantación que los de origen animal; y este tipo de modelo es muy diferente al seguido en el mercado convencional en el que los productos de origen animal tienen un peso específico muy superior.
En correspondencia con el modelo de oferta de productos ecológicos, característico del mercado español, se comprueba que existen grandes diferencias en el grado de implantación o “penetración” de unos u otros productos ecológicos en sus respectivos sectores, siendo mayor dicha implantación en el caso de los productos de origen vegetal y mucho menor en los de origen animal. Y también es característica específica de la oferta de productos ecológicos que realiza el sector a los consumidores españoles… la mayor presencia de productos frescos que elaborados (aunque considerando dentro del grupo de productos frescos los que tienen un relativamente escaso grado de transformación industrial, como serían aceites, vinos, legumbre, frutos secos, carnes, etc.). El menor peso específico de los productos ecológicos elaborados en el conjunto global de la oferta ecológica conlleva una menor capacidad de generación de valor añadido en el sector de la producción ecológica, como conjunto, y en cierta medida limita sus opciones para la optimización de la rentabilidad de las operaciones comerciales de muchos operadores sectoriales, tanto en el mercado interior como en la exportación.

ESPAÑA 
Se puede afirmar que, a pesar del importante crecimiento del mercado interior de productos ecológicos en los años 2014 y 2015, el consumidor de estos productos sigue manteniendo modelos y comportamientos de consumo diferentes a los consumidores convencionales; aunque es también cierto que esas diferencias se van acortando poco a poco; lo mismo que son evidentes los cambios en los hábitos y actitudes de los consumidores respecto a los modelos de alimentación, lo cual también propicia esa reducción de diferencias entre consumidores ecológicos y consumidores convencionales.
A.  El consumidor convencional basa sus decisiones de compra de los productos en múltiples factores o características, aunque prevalecen claramente algunas de ellas tales como:
o Salud y seguridad alimentaria
o Calidad, naturalidad, frescura
o Precio
o Placer, sabor
o Comodidad y practicidad
o Cultura gastronómica, costumbres y tradiciones
o Origen del producto
o Información sobre el producto y sus propiedades
o Garantía de marca y fidelidad a la marca
o Entrega a domicilio y/o venta online
o Contribución a la conservación medioambiental y al bienestar animal

ESTABLECIMIENTOS
Y por otra parte, basa sus decisiones, respecto al establecimiento donde compra, en factores también muy variables, aunque unos pocos son muy relevantes:
o Calidad ofrecida en general por el establecimiento
o Precios buenos en general
o Proximidad/ cercanía
o Atención al cliente
o Variedad de productos ofertados
o Buenas ofertas económicas y promociones
o Variedad de marcas
o Marcas de la distribución
o Rapidez de compra
o Horarios, parking y otros factores

CONSUMO “BIO”
Tanto la elección del producto como la elección del establecimiento por parte del consumidor convencional caracterizan y acotan el comportamiento del mercado de los alimentos y bebidas convencionales, comportamiento que evoluciona de manera muy significativa configurándose así las tendencias en los hábitos de consumo y la irrupción de modas de consumos de alimentos y bebidas; todo lo cual incide decisivamente en la configuración y evolución de la estructura de la oferta de alimentos convencionales.
B.   El Consumidor de productos ecológicos basa sus decisiones de compra, en lo que se refiere al producto a comprar, en determinados factores o motivaciones, algunos de ellos coincidentes con los correspondientes a los productos convencionales; y otros propios. Así, la elección de un producto ecológico normalmente obedece a motivaciones del tipo:
o Salud y seguridad alimentaria (percepción de más saludables y nutritivos)
o Rechazo al uso de pesticidas, fertilizantes de síntesis, hormonas, aditivos, etc.
o Producto de alta calidad, naturalidad, frescura, sabor
o Percepción de una producción respetuosa con el medio ambiente y el bienestar animal
o Percepción de mayor proximidad al campo, con origen conocido, auténtico, autóctono, tradicional
o Percepción de una caracterización del producto coherente con una determinada cultura o filosofía de vida
o Información sobre el producto

MOTIVACIONES
Por su parte, en las decisiones relativas a la elección del establecimiento de venta de productos ecológicos, el comprador de estos productos da prioridad a motivaciones tales como:
o Proximidad/ cercanía
o Variedad de la oferta ecológica del establecimiento
o Calidad general de los productos del establecimiento
o Especialización y diferenciación del establecimiento
o Accesibilidad y facilidad de compra
o Orientación al mercado local/ regional
o Atención al cliente y profesionalidad del vendedo
o Información ofrecida al comprador
o Imagen del establecimiento
o Venta online.

---------------------------------------------------------------------------------

Como reconocer los huevos ecológicos :

En cada cascara de los huevos aparece un codigo impreso :

ejemplo : 3ES64010496

El primer numero en este caso el nº 3 corresponde a la forma de cria, los codigos de forma de cría son :

0 = Producción ecológica (gallinas libres y alimentadas a base de pienso ecológico

1 = Gallinas camperas (libres y alimentadas con piensos tradicionales)

2 = Gallina de suelo (Hacinadas horizontalmente)

3 = Gallina enjauladas (hacinadas verticalmente)

Por lo cual si quieres comer huevos ecológicos, debes ver el numero "0" delante de las letras ES (Pais de producción). 


 

Os detallo a continuación la traducción de un artículo que fue publicado en el periódico francés “Le monde” del 29 de abril de 2014 y que se titula :

“Niños expuestos a centenares de residuos pesticidas”

La asociación Generación Futura público el martes 29 de abril, un estudio en referencia a la exposición de niños a los pesticidas y pertubadores endocrinos (PE), estas substancias químicas capaces de modificar el funcionamiento hormonal y producir efectos nefastos. Su singularidad es de afectar a los organismos con dosis muy pequeñas, específicamente durante periodos claves del desarrollo (estado fetal, niñez).

Para este estudio con niños en edades de estar escolarizados, la asociación ha procedido a extraer mechas de cabello en 30 niños que viven en zona de agricultura de cereales, en una zona vitícola, en zonas de cultivo de huertas, arborícola (manzano y cerezos) o en ciudad.

En función de la proximidad de una “zona pulverizada”

Según el cuestionario declarativo cumplimentado por los padres en el momento de la toma, un tercio de los niños que participaban a la encuesta, estaban escolarizados en un establecimiento que se ubicaba como mínimo a 50 metros de una zona agrícola donde los pesticidas están pulverizados. Para los 70% restantes, la escuela está ubicada a menos de 1 kilómetro de estos sitios. 63% de los niños tienen su residencia principal a menos de 50 metros de zonas pulverizadas.

Los 36% restantes se sitúan a menos de 200 metros de estas zonas . Por otro lado, indica la asociación, 14% de los niños han recibido un tratamiento anti piojos a base de aceites esenciales o de aceite de coco. También se precisa que 26,6% de los niños han estado expuestos a insecticidas para el hogar, del tipo anti mosca, anti parásitos para animales…en los tres meses anteriores a la toma de muestras de cabello.

624 RESIDUOS DE PESTICIDAS PE

El análisis de las mechas a demostrado que 80% de los niños hubieran estado, menos de tres meses antes de las tomas de mechas (realizados entre octubre y diciembre de 2013), expuestos a pulverizaciones de pesticidas de uso agrícola, mientras que 98% de los padres declararán no trabajar en un sector que necesite manipulación de pesticidas.

El análisis de las 29  muestras ha hecho que aparecer 624 residuos de pesticidas sospechosos de ser Pertubadores endocrinos, por consiguiente, indica la asociación, una media de 21.52 residuos por muestras. En total, 13 substancias prohibidas en la agricultura han sido encontradas en los cabellos de estos niños. De media, una tasa de 640 picogramos de materias activas por miligramo de cabello ha sido encontrada.

Los pertubadores endocrinos están en el centro de intensas charlas al nivel de Francia y de Europa. Al nivel comunitario, este dossier está parado desde hace varios meses. La Unión Europea se comprometió en dar una definición de los pertubadores endocrinos para finales de 2013, pero la adopción de esta definición todavía se hace esperar.

…….

Generación Futura indica que su estudio tiene como propósito iluminar el debate sobre la exposición a las substancias cancerígenas y no se quiere “perfectamente representativa de la exposición media de los niños franceses que viven en zona agrícolas y no pretende reflejar exactamente el estadio medio de contaminación por los pesticidas de los niños franceses que viven en zonas agrícolas.”. Sin embargo, los pesticidas buscados durante este estudio, solo forman una parte del conjunto de los Pertubadores endocrinos, a los cuales la población general esta expuesta. Estas numerosas substancias, son susceptibles de actuar de manera sinérgica (por el “efecto cocktail”) en el organismo y conducen a importantes preguntas sanitarias y reglementarias, ya que han sido testadas en laboratorios uno por uno, sin considerar que la población esta expuesta a una mezcla de esta substancias.

 

 

Que es la pesca sostenible ?

La pesca sostenible se basa en una filosofía y principios, de los cuales resumimos a continuación algunos que nos parecen los principales :
 

1) Se debe realizar la pesca de manera a que ni conlleve a la sobrepesca o el agotamiento de la especie explotadas, ya para aquellas que estén agotadas, la pesca se debe realizar de manera que se pueda demostrar que está en camino de recuperación.

2) La pesca debe permitir que se mantenga la estructura, productividad, función y diversidad del ecosistema del que depende la industria pesquera (incluso del hábitat, de las especies que le sean dependientes y con las que estén relacionadas ecológicamente)-

3) La pesquería está sujeta a un sistema de manejo eficaz que respeta las leyes y estándares locales, nacionales e internacionales e incorpora los marcos institucionales y operativos que requieren que el uso del recurso sea responsable y sostenible.

Todas las pequerías que acaten voluntariamente estos principios podrán solicitar la certificación a las empresas certificadoras que son acreditadas por terceras partes independientes y se verán sometidas a rigurosos controles de todo tipo antes y después de la certificación y durante toda las fases en las cuales la certificación este vigente.

 

 

Una aclaración en cuanto a los vinos ecológicos :

La concentración de sulfitos (concentración de sulfuroso) en los vinos ecológicos es de 120 miligramos por litro. En los vinos convencionales esta tasa sube de 150 a 160 miligramos por litro.

 

El 12 de noviembre de 2013 estuvimos en la versión digital de "DIRIGENTES" cuyo link os detallo :  

http://www.dirigentesdigital.com/pymes-y-emprendedores/39-pymes-y-emprendedores/214125-para-cuidarse-y-cuidar-la-naturaleza


 

Para los amantes de los animales, os propongo leer este articulo que me ha impactado : Redactor : Alberto Díez Michelena (Director de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales).

"Reglamento sobre la comercialización de frutas, legumbres y hortalizas modificadas genéticamente"

El pasado mes de Abril la comisión Europea aprobó el Reglamento 503/2013 sobre requisitos de autorización para la comercialización de alimentos y piensos modificados genéticamente. Este reglamento afecta la comercialización de cualquier planta modificada genéticamente o cualquier alimento producido a partir de ingredientes obtenidos  desde estas plantas.

El reglamento recientemente aprobado exige que para su comercialización estos productos hayan pasado obligatoriamente por la prueba realizada en animales (concretamente ratones) denominada “toxicidad por administración continuada de 90 días” con el fin de garantizar la inocuidad de los vegetales modificados genéticamente. 

Esta prueba supone  que a los animales se les administra en el laboratorio dosis masivas del producto para observar su reacción. Al margen de polémicas sobre la validez científica del método, este Reglamento supone un engaño al consumidor ya que muchos de los consumidores de tomates, patatas, arroz o soja son vegetarianos, o no, que piensan que al comer vegetales, están evitando el sufrimiento de los animales de granja, cuando en realidad la verdura que están comiendo, si procede de semillas o plantas modificadas genéticamente, ha sido experimentada en animales. Un motivo más para rechazar productos vegetales afectados por modificaciones genéticas en cualquier etapa de su producción y para exigir a las autoridades que aquellos alimentos que los incorporen lo expliciten clara e inequívocamente en su etiquetado.